Saltar al contenido

¿Cuál es su diagnóstico y tratamiento?

tratamiento ojo seco, diagnóstico ojoj seco

El objetivo de las diferentes modalidades de tratamiento consiste en reducir los síntomas y molestias asociadas al ojo seco y prevenir posibles lesiones corneales.

Existen varias pruebas rápidas con las que los oftalmólogos pueden medir la producción de lágrimas y evaluar la severidad del proceso.

Una vez establecido el diagnóstico, el tratamiento es muy variado, desde recomendar lágrimas artificiales para suplir el déficit, hasta prescribir gotas preparadas con suero autólogo (preparado con suero, materia orgánica del propio paciente) en patologías más rebeldes.

En otros casos extremos se recomienda la cirugía, que consiste en cerrar permanentemente los conductos lagrimales que drenan las lágrimas a la nariz, permitiendo así que siempre haya una buena cantidad de lágrimas en los ojos. Suele realizarse esta oclusión mediante tapones lagrimales, que pueden ser temporales, ya que se disuelven al poco tiempo, o permanentes, de silicona.

En la mayoría de casos, sin embargo, es suficiente con usar algún colirio humectante y seguir una serie de consejos sencillos, como pueden ser el uso de humidificadores en las habitaciones, el descansar cada cierto tiempo cuando estamos ejercitando intensamente la vista o quitarnos las lentillas si notamos el ojo seco.